Revolución de Mayo

En 1806 y 1807, tropas inglesas desembarcan en Buenos Aires con intenciones de ganar el puerto para sus intereses comerciales, prometiendo independencia y libertad de comercio. Frente a esta situacioón, el Virrey Sobremonte huye hacia el interior con las Cajas Reales, dejando libradas a su suerte a las mal organizadas fuerzas militares. Sin embargo, los criollos fueron los que opusieron resistencia y reconquistaron Buenos Aires, surgiendo los jefes de la defensa como nuevos líderes.

En reemplazo del ausente Sobremonte, se nombra a Santiago de Liniers (capitán de navío francés, que estaba al servicio de España) Virrey del Río de la Plata, quien al tiempo, tras la invasión francesa a España, fue reemplazado por Baltasar Hidalgo de Cisneros.

En 1808 fue Napoleón Bonaparte quien invadió a España, tomando por prisionero al rey Carlos IV y a su hijo Fernando, y colocando en el trono a su hermano José.

Frente a los sucesos, la autoridad española se debilitaba en territorios americanos y la crisis de la monarquía privó de su legitimidad al Virrey Cisneros, tomando el pueblo de Bs As la iniciativa de deponer a Cisneros y conformar una Junta de Gobierno con mayoría criolla, presidida por Cornelio Saavedra.

Así, el 25 de Mayo de 1810 se estableció la Primera Junta, nuestro primer gobierno patrio.